"La victoria completa llegará cuando todo el mundo civilizado tome consciencia de que el principio de la avidez de la respiración profunda es el peor de los vicios humanos. Que es la fuente de casi todos los problemas, la causa principal de la enfermedad y la muerte de la gran mayoría de los seres humanos".

 

K. P. Buteyko.

El Profesor Buteyko no era un médico común. Era un investigador científico de elite muy respetado dentro de la comunidad científica.

Historia

Konstantin Pavlovich Buteyko nació el 27 de enero de 1923 en una pequeña comunidad agrícola de Ivanitsa (a unos 150km de Kiev). Habiendo heredado de su padre un entusiasmo por las máquinas, Konstantin se alistó en el Instituto Politécnico de Kiev hasta que sus estudios fueron interrumpidos por la Segunda Guerra Mundial, en la cual Buteyko se unió a las fuerzas armadas de su país. Luego de su experiencia durante la guerra, Buteyko sintió la necesidad de estudiar lo que él llamaba “la máquina más complicada de todas”, el organismo humano.

En 1946 se inscribió en el Primer Instituto Médico de Moscú. Durante su tercer año comenzó a trabajar en el grupo de terapia clínica bajo la supervisión del jefe de departamento, el académico Evgeniy Mikhailtovitch Tareiev.

Durante su tercer año en el instituto, se le encomendó a Buteyko una tarea práctica que incluía monitorear la respiración de los pacientes enfermos. Pasó cientos de horas observando al lado de las camas de los pacientes, registrando su patrón de respiración antes de morir. Se dio cuenta de que la respiración se profundizaba considerable y uniformemente a medida que se acercaba la muerte. Al registrar estos incrementos, Buteyko pronto encontró que era capaz de generar un pronóstico de cuántos días u horas restaban antes de la muerte del paciente. Este evento determinó el área de los intereses futuros de Buteyko.

En 1952, habiéndose graduado del instituto con honores, Buteyko continuó sus experimentos de manera independiente sobre líneas similares. Le pedía a personas sanas que respiraran profundamente por un período de tiempo, y encontró que se mareaban y sufrían náuseas, desarrollaban síntomas de asfixia como sibilancias y tos, y eventualmente se desmayaban. Le habían dicho que esto se debía a una sobre-saturación de oxígeno en el cerebro.

Durante el segundo mes de su trabajo independiente, Buteyko tuvo la idea de que ciertas enfermedades podrían desarrollarse como resultado de respirar profundamente. Él mismo sufría de hipertensión desde hacía un tiempo, y frecuentemente consideraba sus posibles causas. Al medir sus niveles de dióxido de carbono, Buteyko descubrió que el nivel de dióxido de carbono en su cuerpo era más bajo que lo recomendado. Se sabía que respirar demasiado bajaba los niveles de dióxido de carbono en el cuerpo. Teorizó que si la sobre-ventilación causaba la baja en sus niveles de dióxido de carbono, entonces al corregir su respiración sería capaz de curar su desorden.

Comenzó a experimentar inmediatamente en sí mismo. En poco tiempo se había entrenado a sí mismo para respirar de una manera más superficial. Encontró que al disminuir su respiración, algunos síntomas como el dolor de cabeza y el pulso acelerado también se reducían. Cuando aumentaba la profundidad de su respiración, los síntomas volvían. Buteyko concluyó que había descubierto la razón de su enfermedad. Inmediatamente se avocó a diseñar un programa para medir rápida y efectivamente la respiración de un paciente y reacondicionarla de ser necesario. En poco tiempo se había sanado completamente.

Buteyko verificó una y otra vez esta teoría con sus pacientes. Midió el patrón de respiración de pacientes que sufrían de asma, estenocardia y otras enfermedades. Descubriendo, sin sorprenderse, que ellos también hiperventilaban. Corrigiendo la respiración de estos pacientes a un nivel aceptable, Buteyko fue capaz de normalizar su deficiencia de dióxido de carbono y sus ataques pararon inmediatamente. Cuando se les pedía que volvieran a su patrón de respiración previo, sus ataques regresaban. Era claro que Buteyko había hecho un descubrimiento importante, un descubrimiento global, y que el pensamiento médico actual estaba de cabeza.

A partir de investigaciones posteriores, Buteyko fue capaz de sentar las bases teóricas de su idea: la hiperventilación causa una disminución del dióxido de carbono; el bajo nivel de dióxido de carbono en el organismo causa espasmos en los vasos sanguíneos y esto genera una deficiencia de oxígeno en los tejidos. Esto resultaba en un amplio rango de “mecanismos de defensa” que habían sido previamente malinterpretados y etiquetados como enfermedades.  No era difícil conjeturar que el espasmo en los vasos sanguíneos que ocurría en la hipertensión también sucedía en otro tipo de enfermedades, por ejemplo: estenocardia (angina de pecho) con el resultante infarto de miocardio (ataque al corazón); arteritis obliterante (inflamación de la capa más interna de una arteria, usualmente en las piernas) o enfermedades ulcerativas del estómago. Los datos científicos asociados con el rol fisiológico del dióxido de carbono se encuentran discutidos con más detalle en el “Manual Teórico de Buteyko”.

Buteyko trabajó intensamente en las Biblioteca Médicas Central y Lenín investigando sobre su teoría. ¿Era realmente posible que durante toda la existencia de la ciencia médica no se hubiera ocurrido este simple pensamiento a nadie? Entendió rápidamente que la respuesta era sí. Por siglos, la mayoría de la raza humana le había enseñado a sus hijos a respirar profundamente, y nadie, ni siquiera por un momento, trató de reducir la respiración. Durante su investigación, Buteyko tuvo la suerte de encontrar unos pocos experimentos que respaldaban la validez de su teoría (Ver Bohr, Holden, Priestly, Henderson, De Kosta). Esto llevó luego a compartir sus pensamientos con sus profesores, pero ninguno de ellos lo apoyó.

Sabía muy bien, por sus estudios, que muchos descubrimientos médicos habían sido descartados primero y suprimidos oficialmente para convertirse en prácticas aceptadas años después. Recordó la historia de la sepsis en 1846. Un doctor amigo de Zemelweise se cortó el dedo al realizar una autopsia a una mujer que había muerto de sepsis (o “fiebre puerperal” como era conocida en ese entonces). Tres días después, el doctor también contrajo la “fiebre puerperal”. Zemelweise concluyó que “algo” se había transmitido desde el cadáver a la herida del doctor, a través de la sangre. En ese momento no se conocían los microbios aún, fueron descubiertos por Pasteur 20 años después.

Con la intención de confirmar su suposición, Zemelweise comenzó a lavarse las manos antes de las operaciones, desinfectándolas con una solución de cloruro de cal. Le sugirió a sus asistentes seguir esta rutina. En aquellos tiempos, cerca de un tercio de las nuevas madres y pacientes quirúrgicos morían de sepsis. Un experimento de tres meses confirmó la hipótesis de Zemelweise, y no perdió pacientes desde entonces. Informó sobre el descubrimiento a la sociedad de cirujanos y sugirió seguir su ejemplo. Fue declarado mentalmente perturbado.

Un destino similar recayó sobre el Profesor Lister, un inglés que diez años después llamó a desinfectarse las manos antes de las operaciones. Este procedimiento fue aceptado por los cirujanos sólo después de que este descubrimiento hubiera llegado a los oídos del público y hordas de parientes de pacientes empezaran a presentarse en las operaciones demandando saber si los cirujanos se habían lavado las manos antes de operar. Esto sucedió medio siglo después del descubrimiento inicial de Zemelweise.

El conocimiento histórico de esta naturaleza le dejó claro a Buteyko que era poco probable que proclamar sus convicciones le trajera ningún resultado positivo en ese momento. Sabía que debía organizar un laboratorio experimental. Tenía que reunir evidencia, desarrollarla y sólo después, anunciar los fundamentos de sus ideas.

Más tarde ese año, Buteyko se convirtió en residente bajo el Académico Tareiev nuevamente. Allí se le dio la oportunidad de establecer un laboratorio de diagnóstico funcional. Este proyecto falló debido a la falta de fondos, personal y equipamiento. Otro intento de establecer el laboratorio bajo el auspicio del Ministerio de Salud en Moscú también falló, dado que se proveyó con el equipamiento necesario, pero no con el personal científico. En 1958 Buteyko fue invitado por el profesor Meshalkin a unirse al Instituto de Biología y Medicina Experimental  en la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias de la URSS, en el cual Meshalkin era el director. Una vez más inició la tarea de establecer el laboratorio de diagnóstico funcional. El proyecto fue completado en 1960.

En 1958-1959 Buteyko llevó a cabo estudios clínicos sobre aproximadamente 200 personas, tanto sanas como enfermas. A partir de esos estudios se obtuvieron los primeros datos, medidas varias, asociaciones, deducciones, correlaciones, regulaciones, etc. Todas éstas confirmaron la veracidad del descubrimiento de Buteyko. El 11 de enero de 1960 presentó su trabajo al Foro Científico del Instituto y trató de explicar los conceptos de su pensamiento. Les habló a los presentes acerca de los experimentos, los cuales demostraban una relación lineal objetiva entre la profundidad de la respiración, el contenido de dióxido de carbono en el cuerpo, el espasmo de los vasos sanguíneos y el nivel de enfermedad.

Los colegas de Buteyko quedaron pasmados. Los cirujanos consideraron a los estudios como un truco sucio, porque Buteyko ofrecía tratar enfermedades tales como el asma, hipertensión, estenocardia sin bisturís. La cirugía invasiva nunca curó estas enfermedades de todos modos, todo el mundo sabía eso, y la mortalidad era más alta. Pero el método Buteyko proveía una recuperación rápida de casi el 100%. Naturalmente, Buteyko esperaba que los cirujanos estuvieran encantados pero desafortunadamente su reacción fue completamente contraria. Sin embargo, recibió la aprobación temporaria del Profesor Meshalkin, quien presidía el Foro. Manifestó que comprendía la perspectiva y deseaba que continuara la investigación.

A lo largo de los próximos diez años de la existencia del laboratorio, Buteyko y su equipo fueron capaces de obtener información exhaustiva sobre las funciones básicas del organismo humano, tanto en salud como en enfermedad. El laboratorio estaba equipado al más alto nivel. Había un conjunto de más de cuarenta instrumentos capaces de registrar casi todas las funciones básicas del organismo humano, que producían aproximadamente 100 mil grupos de datos por hora. El análisis de esta información era realizado por computadoras, que derivaban matemáticamente las medidas fisiológicas y las diferentes regularidades de los procesos del cuerpo.

Doscientos especialistas médicos fueron entrenados en el laboratorio, muchos de los cuales, por cierto, habían sufrido de una u otra condición y se habían tratado exitosamente a sí mismos con el método. Pronto se encontraban atendiendo a otros pacientes utilizando el método Buteyko. Las estadísticas oficiales mostraron que al 1ro de enero de 1967 más de mil pacientes con asma, hipertensión o estenocardia habían sido tratados exitosamente y se habían recuperado totalmente de su enfermedad.

A pesar de esto, Meshalkin se negó categóricamente al pedido de Buteyko de realizar una prueba clínica en la clínica del Instituto. Poco después, Meshalkin misteriosamente aplicó una represión brutal, que llegó a la confiscación de todo el equipo del laboratorio. Se suprimieron las publicaciones, y se reprimía fuertemente cualquier aparición pública o discurso sobre el asunto. Esta actitud fue exhibida no sólo por el Profesor Meshalkin, sino por todos sus estudiantes cirujanos. En 1963 el Profesor Meshalkin también había sometido a ciertas ideas nuevas que desafiaban las opiniones actuales en cirugía a un tratamiento similar. Como resultado de estas prácticas impropias de administración, el Instituto fue disuelto y cerrado.

Esta disolución probablemente salvó el laboratorio de Buteyko. Fue capaz de quedarse con un tercio de los instrumentos, del personal y pudo mantener las premisas originales del laboratorio. Desde 1963 a 1968 el laboratorio se adjuntó al Instituto de Citología y Genética de la Rama Siberiana de la Academia de Ciencia de la URSS. La clínica del Profesor Meshalkin fue reasignada en el sistema del Ministerio ruso de Salud. Los repetidos pedidos de parte de Buteyko para acreditar su método no encontraron ningún apoyo.

Sólo en enero de 1968, luego de que la prensa local y extranjera hubiera hecho varias presentaciones en defensa de sus descubrimientos, se llevó a cabo en Leningrado, en el Instituto de Pulmonología bajo supervisión del Académico Uglov. Poco antes de esto, el Ministro de Salud, el Académico Petrovsky, había visitado la clínica de Buteyko. El ministro informó que si Buteyko era capaz de tratar exitosamente al menos al 80% de los pacientes que le llegaban, Petrovsky recomendaría una inclusión inmediata del método dentro de las prácticas médicas estándar. También prometió proveer una clínica de 50 camas para la continuación del trabajo de Buteyko. El ministro puso una condición, que los pacientes incluidos en el estudio fueran los casos más serios y difíciles, imposibles de tratar con otros  métodos convencionales de la medicina.

De los 46 pacientes que se sometieron al tratamiento de buteyko, 44 (95%) fueron reconocidos oficialmente como curados. Sólo 2 de los 46 tuvieron un efecto positivo más pequeño. Algunos de los pacientes tenían hasta 20 condiciones diferentes cada uno. A una de las pacientes femeninas se le había recomendado una mastectomía, porque se le había diagnosticado un tumor maligno en etapa inicial. Ella se había negado a la operación. Fue incluida en la lista de pacientes debido a que padecía de asma. No sólo se recuperó del asma sino de todas sus dolencias, incluido el tumor.

Debemos agregar que los dos pacientes que no fueron incluidos en la tasa de éxito también fueron aliviados de sus enfermedades luego de tratamientos subsiguientes, los cuales fueron informados al ministro. Consecuentemente, en efecto, Butekyo podía describir los resultados de su método como un 100% de éxito.

Las conclusiones oficiales de la prueba clínica, que fue monitoreada por el ministerio de salud, fueron enviadas al ministro de salud, el Académico Petrovsky. Ni Buteyko ni la Rama Siberiana de la Academia de Ciencias pudieron acceder a estas conclusiones. Más tarde el ministro, en una llamada al presidente de la Rama Siberiana, el Académico Lavrentiev, dio que la prueba había fallado, dado que sólo dos de los 46 pacientes se habían curado. Esta falsificación inexplicable sirvió como argumento para cerrar el laboratorio de Buteyko. El 14 de agosto de 1968, todos los científicos fueron despedidos sin ninguna oferta de empleos alternativos y todo el equipamiento fue confiscado o hurtado.

Sin embargo, incluso frente a semejantes dificultades, el método sobrevivió. El equipo original de médicos entrenados continuó tratando pacientes. A pesar de que ningún establecimiento médico en Moscú utilizaba el método, éste era usado en Harkov, Chernigov, Kdhovka, Leningrad, Krasnoyarsk, Khabarovsk, Sverdlovsk, etc.

Los éxitos forzaron al gobierno a mirar nuevamente el método. La segunda prueba clínca oficial fue realizada en el Primer Instituto Médico de Moscú de Enfermedades Pediátricas en abril de 1980 bajo la dirección del Comité Gubernamental de Ciencia y Tecnología del Ministerio Soviético de la URSS. El estudio confirmó los hallazgos de la prueba anterior, realizada en Leningrado, éxito en el 100% de los casos. Esta vez los resultados fueron reconocidos oficialmente.

Mientras que las pruebas clínicas se enfocaron en el tratamiento del asma, debe entenderse que este método también es extremadamente efectivo para un amplio rango de desórdenes relacionados como alergias, rinitis, bronquitis, desórdenes del sueño (como apneas del sueño), problemas respiratorios, etc.

 

Bibliografía

  1. Buteyko K.P. Oscillogtaphs and Hypertonia. Is “Enhanced” Breathing Beneficial? Izobretatell I Ratsionalizator. 1962. No.5.

  2. Buteyko K.P. Shurgaya Sh.I.Functional Diagnosis of Coronary Disease. Thesis from Symposium on Surgical Treatment of Coronary Disease, Moscow, 1962.

  3. Buteyko K.P., Demin D.V. Cross-correlational Analysis of Physiological Functions. Izv.Sib.Otd. AN SSSR. 1963, No.6. Ser.biol.med.nauk.Vypusk Issue) 2.

  4. Buteyko K.P., Odintsova M.P., Demin D.V. The Influence of Hyper and Hypoxaemia on the Tonus of Peripheral Vessels. Proceeding of the Second Siberia Scientific Conference of Therapists, Irkutsk, 1964.

  5. Buteyko K.P., Demin D.V., Odintsova M.P. The Application of Regressive Analysis for Differentiation of the Influence of Gaseous Components of the Arterial Blood on the Functional State of Fine Peripheral Arteries. Materialy Vtoroy sib. Nauchnoy Konf. Terapevtov. Irkutsk, 1964.

  6. Buteyko K.P., Demin D.V.,, Odintsova M.P. The Mathematical Analysis of Interreaction of Physiological tigation Factors. Physics-Mathematical Methods for Inves in Biology and Medicine. Materialy Pervoy Novosib- Conf., Novosibirsk/, 1965.

  7. Buteyko K.P., Demin Dove,, Odintsova M.P. The Relationship between the Ventilation of the Lungs and the Tone of Arterial Vessels in Patients with Hypertonic Disease and Stenocardia. Fiziologichni Zhurnal, 1965. Vol.II, No.5 (in Ukrrainian).

  8. Buteyko K.P., Demin D.V., Odintsova M.P. The Relationship between the Carbon Dioxide in Alveoles, Arterial Pressure and Cholesterol in Blood in Patients with Hypertonic Disease and Stenocardia. Materialy Tretley Sib. Nauchn. Conf. Terapevtov. irkutsk, 1965. (Proceedings of the Third Siberian Sci. Conference of Therapists).

  9. Buteyko K.P. The Cross-Correlational Technique of Analysis of Physiological Regulations. Materialy VII Vsesoyuzn. Conf. po Avtomat. Kontrolyu i Metodam Elektr. Izmereniy. Novosibirsk, 1965, (Proc. of the VII-Union Conference on Automatic Control and Methods for Electrical Measurements).

  10. Buteyko K.P. The Complex Investigations into Functional Systems in Biology and Medicine. (Reports of the Medical Electronics Section of the 9th Regional Sci.-Tech. Conference Dedicated to the Day of. Radio). Dokl. Sektsii Med. Elektroniki 9-oy Obl. Nauchn.-Tekhn. Conf. Posvyashchennoy Dnyu Radio, Novosibirsk, 1966.

  11. Buteyko K.P., Demin D.V., Odintsova M.P. The Relationship between the Partial Pressure in Alveolar Air and the Tone of Peripheral Arteries in Patients with Hypertonic Disease and Stenocardia. Zdravookhranenie Turkmenistana. 1966. No.2 (Public Health of Turkmenistan. 1966, No.2).

  12. Buteyko K.P., Demin D.V., Odintsova M.P. The Effect of Carbon Dioxide on the Coronary Efferent Arteries in Patients with Hypertonic Disease and Atherocardiosclerosis. Zdravookhranenie Kazakhranenie Kazakhstana. 1966. No. 6 (The Kazakhstan Public Health, 1966, No.6).

  13. Buteyko K.P., Demin D.V., Odintsova M.P. A Linear Model for Regulation of Vascular Tone by Gaseous Components of Arterial Blood. Dokl. 9-oy Obl. Nauchn.-Tekhn. Conf., Posvyashchennoy Dnyu Radio. Novosibirsk, 1966.

  14. Buteyko K.P. et al. The Influence of Intentional Regulation of Respiration on Some Physiological Functions at Altitude. Voprosy Aviatsionnoy Meditsiny (Problems of Aviation Medicine). Moscow, 1966.

  15. Buteyko K.P., Chasovskikh S.F.,, Demin D.V. An Indirect Determination of the Degree of Hypertension of Pulmonary Circulation According to the Data of Calibrated Phonocardiography. Materialy 4-oy Povolzhskoy Conf. Fiziologov, Biokhimikov i Farmakologov- Saratov, 1966. T.l. (Proceedings of the 4th Volga River Conference of Physiologists, Biochemists and Pharmacologists. Saratov, 1966, Vol.1).

  16. Buteyko K.P., Odintsova M.P., Demin D.V. The Influence of Hyper- and Hypoxaemia on the Tone of Arterial Vessels. Sovetskaya Meditsina. 1967. No.3 (Soviet Medicine, 1967. No3)-

  17. Murakhtanova Z.M., Buteyko K.P. et al. Concerning Characteristic of External Respiration in Patients with Scoliosis. Sbornik Rabot Novosib. Instituta Travmatologii i Ortopedii. Novosibirsk, 1967. (Collection of Reports of the Novosibirsk Institute of Traumatology and Orthopedics. Novosibirsk, 1967).

  18. Buteyko K.P. et al. The Use of Correlation Methods for Investigation of Cardiovascular System. Mat. Metody v Aviatsionnoy i Kosmicheskoy Meditsine. – Moscow, 1967 (Mathematical Methods in Aviation and Cosmic Medicine).

  19. Buteyko K.P., Demin D.V., Odintsova M.P. The Mutual Information of Heartrythm and Other Physiological Human Functions according to the Data of Cross-Correlative Analysis. Mat. Metody Analiza Sergechnogo Ritma. Moscow, 1968 (Mathematical Methods for Analysis of Heart Rythm. M., 1968).

  20. Buteyko K.P., Odintsova M.P., Nasonkina P.S. The Ventilation Test for Patients -with Bronchial Asthma. Vrachebnoe Delo, 1968, No.4 (Medical Treatment. 1968, No.4).

  21. Buteyko K.P., Odintsova M.P. Hyperventilation as One of the Reasons for the Spasm of Nonstriated Musculature of the Bronchi and Arterial Vessels. Materialy 4-oy Nauchn.-Praktich. Conf. po Vrachebn- Kontrolyu i Lechebnoy Fizkulture. Sverdlovsk, 1968 (Proceedings of the 4th Scientific-Practical Conference on Medical Control and Medical Physical Culture. Sverdlovsk, 1968).

  22. Buteyko K.P. Complex Methods for Investigation of Cardiovascular System and Respiration. Voprosy Funktsionallnoy Diagnostiki. Novosibirsk,, 1969 (Problems of Functional Diagnostics. Novosibirsk, 1969).

  23. Buteyko K.P. The Theory of CO2-Deficient Diseases of Civilisation as an Adaptation to the Evolution of Atmosphere. Kiberneticheskie Aspekty Adaptatsii Sistemy “Chelovek-Sredall. Tez. Seminars. Moscow, 1975 (Cybernetic Aspects of Adaptation of the System “Man-Environment”. Seminar Thesis, M., 1975).

  24. Buteyko K.P. Therapy of Hemohypocarbia. Patent No.1067640. Registered in the State Record of Inventions of the U.S.S.R., 15.9.1983.

  25. Buteyko K.P., Genina V.A. Concerning Pathogenesis of Asthma Attack during Physical Exercise. Non-medical Methods for Treatment of Patients with Bronchial Asthma. Tez. Dokl. Vsesoyuzn. Conf. Moscow, 1986 (Report Thesis from the All-Union Conference. M., 1986).

  26. Buteyko K.P., Genina V.A. The Comparison of Justification and Effectiveness of the Complex, Symptomatic and Monoetiological Principles of Treatment of Bronchial Asthma and Other Allergies. Ibid.

  27. Buteyko K.P., Genina V.A. The Theory of Discovery of Deep Respiration (Hypervention) as a Main Cause of Allergic,, Bronchial-vascular-spasmodic and Other Diseases of Civilisation. Ibid.

  28. Buteyko K.P., Genina V.A., Nasonkina N.S The Reactions of Sanogenesis in Medical Treatment Using the ISDR Method. Ibid.

  29. Putintsev E.V., Varlamova Z.A., Meshcheryakova L.R. Concerning Medical Physical Culture for-Bronchial Asthma. Sb.Materialov k Godichnoy Nauchnoy Sessii Instituta. Novokuznetsk, 1967 (Collection of Reports for Annual Sci. Session of the Institute. Novokuznetsk, 1967).

  30. Shelomova K.V. Intentional Normalisation of Respiration in the Complex of Medical Physical Culture for Bronchial Asthma. Proceedings of the 4th Sci. -Practical Conf. on Medical Control and Medical Physical Culture. Sverdlovsk, 1968 (as in 22).

  31. Panova L.A. Bronchial Asthma – a Model of Adaptation to the Changed Environmental Conditions. (As in 24.).

  32. Gavalov S.M., Genina V.A., Gavalova R.F. Intentional Regulation of Respiration in Complex Medical Treatment of Bronchial Asthma in Children. Saratov, 1976.

  33. Genina V.A., Glur-,henko I.R. The Construction of a Generalised Indicator of the Bronchial Asthma Condition. Methods for Physical Measurements of Parameters of the Ecological Systems and the Mathematical Processing of the Obtained Data. Novosibirsk, 1982.

  34. Genina V.A. The Role of Hyperventilation in the Pathogenesis of Bronchial Asthma and Its Medical Treatment by means of Reduction in Ventilation of the Lungs. Epidemiological Characteristics of Non-r.,pecific Diseases of the Lungs in Various Professional Groups. Novosibirsk, 1982.

  35. Genina V.A. et al. The Medical Treatment of Bronchial Asthma in Children Using the Method of Intentional Normalisation of Respiration (INR) according to the Data of the 1st MMI Children’s Clinic. Pediatriya, 1982, No.2 (Pediatrics, 1982, No.2).

  36. Genina V.A. The Technique for Elimination of Chronic Hyperventilation in the Treatment of Patients with Obstructive Syndrome. Medical Treatment of Non-specific Diseases of the Lungs.

 

Declaración del Profesor Buteyko sobre la administración de su método

Yo, el Profesor Konstantin Buteyko, el inventor del método de tratamiento de algunas enfermedades crónicas del sistema respiratorio, nervioso, hormonal, cadiovascular e inmune (Patente No: 1067640), conocido en Occidente como Método Buteyko, hago categóricamente esta declaración:

El método Buteyko parece engañosamente simple de practicar. Sin embargo, existe un entrenamiento específico sobre cómo aplicar este método a cada paciente individual. Si esto se hace de forma incorrecta, puede haber complicaciones severas y efectos dañinos en la salud del paciente.

Es por esta razón que sólo permito a los instructores calificados enseñar el método Buteyko en formato de talleres grupales. Como Profesor en Medicina declaro claramente que es peligroso que los doctores médicos o profesionales de la salud impartan el método Buteyko sin el entrenamiento apropiado.

Categóricamente declaro que es extremadamente peligroso para los pacientes el ser instruidos en el método Buteyko a través de videos, cintas de audio, libros, instrucciones y manuales. El instructor de Buteyko evalúa el formulario de 4 páginas con la historia del paciente antes de comenzar con el taller. Después, monitorea el progreso de cada paciente individual a diario durante el transcurso del taller, ajustando el uso de las técnicas a las necesidades de cada individuo, para asegurar el correcto uso del método y prevenir la aparición de complicaciones. También es posible hacer consultas de seguimiento cuando sea necesario.

Se le retirará el certificado a cualquier instructor de Buteyko que no entrene correctamente a los pacientes en el Método Buteyko utilizando atajos con videos, cintas de audio, libros, instrucciones y manuales y que trate de ofrecer entrenamiento a potenciales instructores de Buteyko.

También voy a utilizar medidas legales y la opinión pública para detener a aquel que haga un mal uso o abuse de mi método y desacredite el Método Buteyko.

Mientras tanto, le deseo el bien a todos, siendo mi única preocupación ver que el Método Buteyko se enseña correctamente en el Oeste. Felicito a todos los pacientes que se han liberado de su enfermedad practicando el Método Buteyko.

K. P. Buteyko